La nueva generación de ejercicios cognitivos personalizados

Saber más

LA IMPORTANCIA DE LA EXPLORACIÓN NEUROPSICOLÓGICA

La evaluación neuropsicológica está formada por un conjunto de métodos y técnicas que permiten identificar, describir y cuantificar las alteraciones cognitivas, conductuales y emocionales después de una afectación funcional y/o estructural del sistema nervioso central.

 

Los objetivos que se persiguen con la evaluación neuropsicológica son:

  • Guiar el proceso de rehabilitación de las funciones afectadas.

  • Modificar las conductas desadaptativas a fin de optimizar el funcionamiento independiente y la calidad de vida.

  • Identificar el perfil cognitivo, emocional y conductual con patologías que cursen con la misma afectación o similar. Realizar un minucioso diagnóstico diferencial entre trastornos aparentemente similares.

  • Facilitar información y orientación a los familiares y a los miembros del equipo rehabilitador que permitan, conociendo el estado del paciente, fijar objetivos realistas y funcionales.

  • Identificar los factores de pronóstico.

  • Establecer una medida de línea base para controlar tanto los procesos de recuperación como las patologías degenerativas.

  • Contribuir a la clarificación diagnóstica, sobre todo en aquellos casos en los que no se detectan alteraciones con pruebas de neuroimagen.

  • Evaluar la eficacia de la intervención tanto desde un enfoque médico, quirúrgico como neuropsicológico.

  • Determinar las secuelas provocadas por una lesión cerebral desde todos los ámbitos que conciernen al paciente (personal, familiar, laboral, social y legal).

  • Asesorar al paciente y familiares para la reintegración al mundo laboral.

  • Verificar las relaciones entre cerebro y conducta mejorando así la comprensión de las relaciones entre cerebro y funcionamiento cognitivo.

Las etapas que conforman el proceso de evaluación neuropsicológica son: a) recopilación de la historia clínica y descripción del motivo de consulta; b) aplicación de las pruebas que conforman la evaluación neuropsicológica, las pruebas involucran lápiz y papel y actividades manuales, contestar preguntas y a veces usar el ordenador; además, también se administran cuestionarios a familiares cercanos, profesores u otros profesionales que traten con el paciente. El tiempo requerido dependerá de la edad y del problema que estemos evaluando; c) análisis e interpretación de los resultados por parte del profesional, formulación de la impresión diagnóstica y elaboración del informe; d) devolución de los resultados al paciente y sus familiares o al médico que solicitó la exploración neuropsicológica; e) propuesta de tratamiento para rehabilitar las funciones cognitivas que el paciente presente alteradas.

 

Durante todo el proceso de evaluación, el neuropsicólogo a partir de la observación clínica, debe elaborar hipótesis diagnósticas. Estas hipótesis serán contrastadas y corroboradas con las pruebas de evaluación que aplica. Los resultados extraídos de cada prueba son comparados con las puntuaciones de personas de la misma edad y nivel de estudios, de esta manera el neuropsicólogo puede describir el perfil de afectación cognitivo.

 

A continuación se mencionan aquellos casos en los que sería necesario realizar una evaluación neuropsicológica por parte de un profesional cualificado para ello:

  • Cuando existen dificultades de aprendizaje, de atención, de conducta, de socialización o dificultades en la regulación emocional.

  • Cuando se diagnostica alguna enfermedad o problema en el desarrollo cerebral.

  • Cuando se padece una lesión cerebral adquirida, ya sea debida a un traumatismo craneoencefálico, un ictus, un tumor, una anoxia o algún virus que afecte al sistema nervioso central.

  • Cuando la persona percibe algún cambio en las actividades que conforman la vida diaria (pérdida de memoria, mayor número de despistes, dificultad a la hora de hablar, interferencia en actividades determinadas…).

Los ámbitos de aplicación en los que se puede solicitar una evaluación neuropsicológica son los siguientes: a) sanitario; b) servicios sociales; c) jurídico-legal; d) educativo; e) laboral.